Una y uno | Un look de día

Hay mañanas en las que el piloto automático limita las decisiones a lo mínimo indispensable. Para el look que les traigo hoy usé una sola paleta, la Au Naturel de Sleek, y un solo pincel, el Shading Brush de Reak Techniques (debo review, tengan paciencia).

Au naturel1 Au naturel2No puedo decirles con precisión qué colores usé porque hice una mezcla de todo. Sí puedo decirles que el delineador negro es de Joe Fresh, el de la línea de agua de CARGO y la máscara de pestañas de Prestige. Muy internacional, el look, ahora que lo pienso. Eso sí, la cara de desvelo alucinado es 100% local.

¿Cómo se maquillan ustedes para ir a trabajar/estudiar/abrir la puerta para ir a jugar?

Un mimo | Una brocha de Real Techniques

¿Saben todo lo que tuve que hacer para tener este Expert Face Brush en mis manos? Nada, en realidad. La compraron para mí en Estados Unidos, la trajo un amigo hasta Argentina y el cartero la dejó en casa un martes al mediodía. Yo no moví un dedo, pero sí salté de emoción cuando la tuve en mis manos.

Exagerada.

Mi experiencia con las brochas creadas por la mayor de las Pixiwoo había sido, hasta ahora, fantástica. Desde que tengo esta brocha, es fabulosa.

- ¿Fabulosa le gana a fantástica?

- En mi cabeza, sí.

La forma es única: gordita, pero achatada. Ovalada, digamos. Como el resto de los productos de Samantha, esta brocha es sintética, pero parece estar hecha de mechones de unicornio. Suave como ella sola, es ideal para las bases líquidas. Nada de marcas, ni rayas, ni extraños pegoteos. Todo fluye, todo corre. Lo que hago (les cuento por si les interesa) es poner un poco así pequeño de base sobre el dorso de mi mano, apoyar apenitas la brocha, depositar el producto con golpecitos suaves por toda la cara y después buffear con movimientos circulares hasta que todo queda divino y parejo (dentro de las limitaciones de mi anatomía, claro). Si hace falta repito el proceso. Que conste que me tomó más escribir cómo lo hago que hacerlo.

Para lavarla, sigo los pasos habituales para las brochas que uso con productos cremosos. Primero aflojo la base frotando las cerdas contra un papel de cocina apenas mojado con aceite de oliva. Después lavo con una mezcla de shampoo de bebé y un poquito así de jabón líquido desinfectante (tipo Protex o Espadol). Así todo el producto sale, las cerdas no sufren y la brocha queda impecable.

Resumiendo: no quiero ni necesito otra brocha para mi base. Es amor, yeah yeah, oh sí es amor. Perdón. :P