Una y uno | Un look de día

Hay mañanas en las que el piloto automático limita las decisiones a lo mínimo indispensable. Para el look que les traigo hoy usé una sola paleta, la Au Naturel de Sleek, y un solo pincel, el Shading Brush de Reak Techniques (debo review, tengan paciencia).

Au naturel1 Au naturel2No puedo decirles con precisión qué colores usé porque hice una mezcla de todo. Sí puedo decirles que el delineador negro es de Joe Fresh, el de la línea de agua de CARGO y la máscara de pestañas de Prestige. Muy internacional, el look, ahora que lo pienso. Eso sí, la cara de desvelo alucinado es 100% local.

¿Cómo se maquillan ustedes para ir a trabajar/estudiar/abrir la puerta para ir a jugar?

Me, Myself & Eye done

Reseña: Sleek en Me, Myself & Eye

De las miles de cosas pendientes que tengo para reseñar, esta paleta es uno de los ítems más destacados. Linda, colorida, eficiente, Me, Myself & Eye es una joyita.

Tiene varias cosas en común con Au Naturel (precio, disponibilidad, cremosidad, humor en las mañanas), reseñada por aquí. Las huellas digitales se pegotean al empaque sin piedad, como era de esperarse.

Trae doce sombras, pero esta vez las satinadas predominan sobre las mates, con un resultado al final del segundo tiempo de 8 a 4. Como en Au Naturel, las sombras mates son ligeramente más difíciles que las satinadas, ofreciendo algo de resistencia al esfumado y a la pigmentación pareja. Este problema se soluciona con paciencia, solo eso.

La paleta trae una combinación interesante de sombras neutras y estallidos de color. Como ya es un clásico en este blog, las fotos no hacen justicia a los colores. Eso que parece celeste es en realidad un verde agua maravilloso. El rojo que está a su lado es un coral infernal (en un buen sentido). Y el último color, abajo a la derecha, es un amarillo verdoso de altísimo brillo. ¿Ven que soy malísima como fotógrafa?

Vamos a las swatches por sector:

En esta mitad, mi favorito por goleada es el verde con base negra (penúltima swatch). Ya lo vieron por aquí.

Mis favoritos de este lado son el verde doradoso y el amarillo verdoso (ven el patrón, ¿no?), aunque el lila no se queda atrás.

La pigmentación en todas las sombras es buenísima (a pesar de los problemas de parejez de las mates previamente mencionado). Sobre primer duran muy bien, aunque en este aspecto las mates les ganan a las satinadas.

Resumiendo: esta es otra paleta que se la re banca. Los colores brillantes la hacen sumamente versátil a lo largo del año (ese coral puede hacer estragos en primavera), y los neutros la transforman en un comodín para todos los días. Personalidad múltiple, que le dicen.